Desde Tuxpan, con cariño para Claudia

DESDE EL CAFÉ | Bernardo Gutiérrez Parra

Desde Tuxpan, con cariño para Claudia

Este domingo estuvo en Xalapa la jefa de gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum y si no te enteraste lector, no te preocupes. Su visita fue tan desangelada que pasó casi desapercibida.

 

Nada le costaba al gobernador Cuitláhuac García organizarle una bienvenida en la Plaza Lerdo con templete, batucada y unos cientos de acarreados, para que viera la señora el cariño que se le tiene. Pero prefirió llevarla a Palacio de Gobierno a una reunión con su gabinete y uno que otro colado.

 

 

Cuando pregunté por qué no la habían agasajado con un evento tumultuoso me contestaron: “No se puede porque el INE podría tomarlo como un acto anticipado de campaña”. Y por poco suelto la carcajada.

 

Digo, de cuándo acá le importa a la 4T lo que diga el INE, que al fin y al cabo va a desaparecer según predijo Adán Augusto.

 

¿A qué vino doña Claudia? Pues a qué ha de ser, a calentar motores, a ver cómo va el trabajo que están realizando a su favor sus alfiles, principalmente el señor gobernador, que por muy impopular que sea tiene el poder y el dinero para mover voluntades.

 

 

Vino a decirle a los morenos veracruzanos que ya anda en campaña, que le echen la mano, que si en este sexenio les ha ido bien en el próximo les irá mejor. Vino a pedir que no dejen sola a Rocío Nahle porque la ayuda que le dio el Congreso local está saliendo contraproducente.

 

¿A eso vino Claudia Sheinbaum? Sí, a eso vino. Aunque por supuesto lo negó. Y para que no se viera tan descarado lo obvio, se dijo que el viaje fue con objeto de “signar un convenio de colaboración en materia turística y cultural” entre Veracruz y la Ciudad de México que impulse a los Pueblos Mágicos.

 

Puro choro para ingenuos sobre una descolorida visita.

 

Quien le puso el toque de color desde Tuxpan, fue el líder estatal del tricolor Marlon Ramírez, que primero le dio un llegue a los diputados de Morena en el Congreso local.

 

Cuando le preguntaron sobre los criterios aplicados por los morenos para impulsar las propuestas de reformas, dijo que las iniciativas de la oposición están detenidas, pues no “urgen” tanto como las iniciativas que interesan al gobierno de Morena, que son presentadas un jueves, convocan en domingo y se votan el martes, en clara alusión a la famosa Ley Nahle.

 

Agregó que presentó una iniciativa de reforma a la Ley de Aguas del Estado, que contempla que no se les restrinja agua a los hospitales y a las escuelas, así como a los ciudadanos por falta de pago, a quienes únicamente se les daría el servicio de 50 litros por persona. La iniciativa plantea además que no se aumenten las tarifas, sin embargo, duerme el sueño de los justos a pesar de que fue presentada hace más de 60 días.

 

Pero cuando lo interrogaron sobre los motivos (oficiales) de la visita de Claudia Sheinbaum, dijo que en 2018 se destinó un presupuesto de 536 millones de pesos a los Pueblos Mágicos de Veracruz, pero con la llegada del actual gobierno esos millones desaparecieron.

 

Y a renglón seguido sacó a relucir su ironía. “Seguramente los alcaldes de los municipios con vocación turística, esperarán que la doctora Claudia Sheinbaum les entregue esos recursos en propia mano de acuerdo a lo que declaró el gobernador de Veracruz”.

 

Y de paso también le dio un llegue a Cuitláhuac: “O tal vez viene a inaugurar el tren que denominó ‘aéreo’ el mandatario estatal, como su magna obra en Xalapa, que seguro fue construido entre las nubes porque ningún xalapeño lo ha visto”.

 

Y es verdad lector, fueron casi 540 millones los que el gobierno neoliberal de Peña Nieto etiquetó para los Pueblos Mágicos veracruzanos antes de irse, y que “mágicamente” desaparecieron cuando llegó la 4T al poder.

 

Tanto Claudia como Cuitláhuac dijeron que la visita de la primera obedeció a que están dando seguimiento a un convenio que firmaron en materia de digitalización, turismo y cultura, cuando lo que necesita Veracruz es que sus Pueblos Mágicos vuelvan a tener el colorido y promoción de los que gozaron cuando había presupuesto y no estén atascados de basura, abandono, descuido y negligencia.

 

Como quiera que sea, Claudia ya hizo su primera visita a la capital del estado, visita que no provocó el menor entusiasmo entre los xalapeños, pero sí una “cariñosa” respuesta desde Tuxpan.

 

Planteles escolares dignos en Veracruz

La semana anterior, el secretario de Educación, Zenyazen Escobar García, sostuvo una reunión de trabajo con el director general del Instituto Nacional de la Infraestructura Física Educativa (INIFED), César Adrián Basilio Ortiz, para establecer las líneas de acción que se aplicarán en Veracruz en beneficio del alumnado de la entidad.

 

Acompañado por Ricardo García Jiménez, director del Instituto de Espacios Educativos del Estado de Veracruz, García Escobar celebró la realización de este encuentro, pues deja ver el respaldo de la federación y la buena coordinación del trabajo que se tiene entre ambos órdenes de gobierno.

 

Durante la reunión, se dieron a conocer los avances de la aplicación de los diferentes fondos que tiene el INIFED, los lineamientos del nuevo FONDEN, la forma en que se han distribuido los recursos públicos en Veracruz para que los estudiantes cuenten con espacios dignos y diferentes gestiones en pro de la transformación educativa que se vive en el estado.

 

Basilio Ortiz por su parte, reconoció el trabajo que se hace en Veracruz por ofrecer al estudiantado mejores condiciones en sus espacios de enseñanza-aprendizaje, lo que va de la mano con la labor que realiza el presidente Andrés Manuel López Obrador.

 

Luego de la reunión, el funcionario estatal y el titular del INIFED llevaron a cabo un recorrido por el Instituto Tecnológico Superior de Xalapa.

 

bernardogup@hotmail.com