Sigue haciendo campaña sin soltar el sueldo

 

Sin dejar los 40 mil mensuales por trabajo de medio tiempo porque por las tardes va en busca de ser alcalde Coatzintla.

Poza Rica, Ver.

Utilizando el andamiaje legal creado por el viejo régimen, Juan Enrique Azuara Munguía, comete el mismo modus operandi que tanto criticó la 4T: ser funcionarios por las mañanas y hacer grilla por las tardes.

El servidor público en funciones es Titular De La Unidad De Normatividad, dependiente de la Secretaria del Ayuntamiento y de acuerdo con el propio funcionario pedirá licencia a partir del 04 de abril toda vez que la ley marca 60 días para separarse del cargo y poder contender.

Sin embargo, eso no le impide hacer promoción política para su partido y para él en las tardes, donde el morenista asegura -tal cómo lo afirmó en rueda de prensa-, que recorre las calles coatzintecas y la gente “le ofrece apoyo” para lograr su aspiración de gobernarlos.

El también sobrino del Síndico de Coatzintla, cobra 40 mil 144 pesos mensuales en bruto, una remuneración superior a la de una Jefatura y cercana al secretario particular del Alcalde, Eduardo Guzmán Guzmán, tal cómo consta en la información pública obtenida por Revista Libertad.

El pago de más de mil pesos por día, es la razón principal por la que Azuara Munguía no quiere separarse del cargo y dedicarse de lleno a sus pretensiones de poder.

Y es que Juan Enrique, es uno de los consentidos con jugoso salarios sin tener cargo de director o jefatura, incluso goza de buena remuneración apesar de que tuvo problemas con el cargo anterior con el que se desempeñaba.

El morenista llegó en el 2018 como Director de Administración, lo que se conoce como Oficial mayor; sobre sus principales responsabilidades pasaban las adquisiciones con un presupuesto superior a los 200 millones de pesos anuales.

Además tenía a su cargo la sub dirección de recursos humanos, por lo que la contratación del personal, autorizada por el ayuntamiento o por instrucciones del Munícipe, pasaba por su mesa.

No obstante trasciende que por problemas con el manejo del cargo y supuesta corrupción, fue cesado del puesto y degradado a ser encargado de la normatividad, con el apoyo del Secretario Pedro Sierra Moctezuma.

Aunque el aspirante a alcalde ha negado los hechos, la sombra de la duda lo persigue pues por todos es conocido que en este gobierno la complicidad, el compadrazgo y la corrupción son algunos de los múltiples vicios que se han repetido (como el caso de familiares de ediles en la nómina).

.

Entradas relacionadas