Sin titular el Instituto Veracruzano de la Mujer a pesar de índices de violencia

Xalapa, Ver.
En Veracruz hay un alto grado de violencia contra las mujeres porque se tiene una Fiscalía General del Estado (FGE) que “simula” investigar los asesinatos de mujeres; un Instituto Veracruzano de las Mujeres (IVM) “acéfalo” desde hace 20 meses; un gobierno del estado que desatienda las dos Alertas de Violencia de Género; y medios de comunicación que exhiben los cuerpos violentados, coincidieron en señalar defensoras de derechos de las mujeres.
Aunque transcurrido cuatro años desde que se emitió la primera Alerta de Violencia de Género Contra las Mujeres (AVGM) y tres gobernadores de diferente partido político han estado al frente de la administración estatal: el priísta, Javier Duarte de Ochoa; el panista, Miguel Ángel Yunes Linares, y el morenista, Cuitláhuac García Jiménez, ninguno ha sido capaz de poner remedio a los feminicidios, reclamaron.
Exigieron al gobierno de Veracruz que se nombré a una directora del Instituto Veracruzano de las Mujeres (IVM) pero que tenga conocimiento sobre la perspectiva de género, sea empática con las causas de las mujeres, y “no sea a modo” del secretario de Gobierno, Eric Patrocinio Cisneros Burgos y del gobernador Cuitláhuac García Jiménez.
La abogada del Colectivo Feminista Cihuatlahtolli, Luz María Reyes Huerta sostuvo que la violencia contra las mujeres es grave, y prueba de esto es que el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional Seguridad Pública (SESNSS) reportó que Veracruz ocupa el segundo lugar en feminicidios.
Aclaro que ese problema no inició hace unos meses, y prueba de esto es que la Alerta de Violencia de Género Contra las Mujeres (AVGM) se declaró el 23 de noviembre de 2016 en 11 municipios de Veracruz: Boca del Río, Coatzacoalcos, Córdoba, Las Choapas, Martínez de la Torre, Minatitlán, Orizaba, Poza Rica de Hidalgo, Tuxpan, Veracruz y Xalapa.
“Ningún nivel de gobierno, de ningún color, de ningún partido haya tenido la sensibilidad de cumplir con las recomendaciones que se dieron en la Alerta y seguimos con la Fiscalía que simula trabajar, con un Instituto de las mujeres acéfalo, con una encargada de despacho que lleva 20 meses” señaló.
Mientras no haya sanciones concretas para la prevención y erradicación de la violencia contra las mujeres, los feminicidios continuarán, lamentó.
Al hacer uso de la voz, la integrante del Sistema Estatal para Prevenir, Atender, Sancionar y Erradicar la Violencia contra las Mujeres, Myriam Lagunes Marín, expresó que las autoridades del gobierno del estado han mostrado un desinterés en atender a las mujeres víctimas de violencia.
Consideró que el gobierno de Veracruz junto con la Fiscalía General del Estado (FGE) y el Tribunal Superior de Justicia del Estado (TSJE) deben unir esfuerzos para poner en marcha una estrategia con políticas públicas que ayuden a prevenir, erradicar y sancionar la violencia contra las mujeres.
“Se necesitan políticas públicas, atención integral, no más reducciones para programas que dan atención a las mujeres, es una urgencia, la realidad lo está diciendo, las cifras hablan por si mismas, por desgracia en los primeros ocho días del año, ya teníamos siete asesinatos de mujeres” expuso.
La queja constante de las mujeres víctima de violencia por parte de la pareja es que son “revictimizadas” por las autoridades de la FGE, porque al acudir a interponer una denuncia no reciben una reparación integral, y ven que no hay castigo hacia el agresor, finalizó, Myriam Lagunes.
Por su parte, la académica de la Universidad Veracruzana (UV), Estela Casados González refirió que desde mayo de 2019 el Instituto Veracruzano de las Mujeres no cuenta con directora, y el gobierno del estado, en vez de iniciar el proceso señalado por la ley para la elección de una nueva titular, han pasado veinte meses en que no se ha cumplido con esta urgente formalidad.
“Nos hemos conformado con un Encargo de despacho. Forma es fondo. Esta ausencia lo es. ¿Cuándo se emitirá la convocatoria para elegir a la Directora del IVM? Solo se sabe que hay un misógino desdén ante el tema” acusó.
Agregó que algunas voces de quienes conforman los Consejos Consultivo y Social del IVM, esporádicamente han manifestado a la opinión pública que ya elaboraron una convocatoria para elegir a la próxima directora, pero la Junta de Gobierno no le ha dado seguimiento.
Por su parte la directora del Centro de Inclusión Capacitación y Asesoría Terapéutica Asistencial (CICATA) fundado por Cristina Ortiz Vargas consideró que se debe educar a la comunidad de periodistas, quienes también ejercen violencia y revictimizan a las mujeres asesinadas.
Citó como ejemplo el caso de Nelly García, originaria de Tamiahua y asesinada la madrugada del lunes 28 de diciembre en Poza Rica, municipio al norte de Veracruz.
“Pedimos que los medios ya no continúen alimentando la violencia social con las imágenes que sacan en los periódicos. A Nelly la publicaron tal cual la encontraron, en pedazos. Nos presentamos ante el director de ese periódico de Poza Rica para que no sigan publicando esas imágenes”, señaló.
Al publicar la fotografía de una mujer asesinada, se fomenta la violencia, porque los delincuentes son testigos de que aun cuando delinquen, las autoridades de la FGE no investigan y no los privan de su libertad de manera legal, finalizó Cristina Ortiz.

.