17/06/2024

Ciudad de México

El descuento en el recibo de luz en temporada de calor puede ser sumamente beneficioso en algunos puntos del país, donde las estaciones de primavera y verano suelen presentar altas temperaturas que se vuelven casi insoportables al interior de los hogares.

Por ello te compartimos de qué va el subsidio de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y cómo acceder a él; a este se le conoce como tarifa de verano y a continuación te explicamos quiénes lo pueden obtener y qué requisitos se necesitan.

¿Quiénes pueden solicitar el descuento de luz?

Inicialmente estos hogares no deben tener alto consumo de energía eléctrica , lo segundo es que el descuento de luz solo aplica para algunas zonas del país.

Requisitos de la CFE para acceder a un descuento en tu recibo de luz

Este subsidio no se debe de solicitar, ya que es un beneficio que la compañía de luz aplica de manera directa en entidades donde las temperaturas mínimas en temporadas de calor superan los 30 °C:

* Baja California

* Campeche

* Chiapas

* Chihuahua

* Coahuila

* Colima

* Guerrero

* Hidalgo

* Michoacán

* Morelos

* Nayarit

* Nuevo León

* Oaxaca

* San Luis Potosí

* Sinaloa

* Sonora

* Tabasco

* Tamaulipas

* Veracruz

* Yucatán

Tarifas de energía eléctrica de la CFE

Recuerda que en cada hogar se establece un límite de acuerdo al promedio mensual de consumo, y si al año se rebasa, el hogar será reclasificado y será menos probable que se pueda acceder al subsidio de la CFE .

Por ahora las tarifas por consumo son:

1: 250 kWh/mes

1A: 300 kWh/mes

1B: 400 kWh/mes

1C: 850 kWh/mes

1D: mil kWh/mes

1E: 2 mil kWh/mes

1F: 2 mil 500 kWh/mes

¿Cómo puedo reducir mi consumo de luz?

Si por ahora estás dentro de los usuarios de alto consumo, pero te gustaría en un futuro gozar de este descuento de luz en temporadas donde hace más calor, la idea será disminuir el consumo con pequeñas acciones:

* Colocar el refrigerador lejos de la estufa u otras fuentes de calor

* Comprar aparatos eléctricos con certificado de ahorro energético.

* Desconcertar los televisores que no se utilizan o aparatos electrónicos en general, ya que hay algunos que siguen consumiendo energía a pesar de no estar encendidos.

* Implementar detectores de presencia, especialmente en los pasillos, así solo se utilizará cuando sea necesario.

* No introducir alimentos calientes al refrigerador.

* Planchar la mayor cantidad de ropa posible en cada ocasión, empezando con las prendas gruesas.

* Realizar tandas de ropa con una cantidad considerable a fin de no estar gastando tanta agua y energía.

* Usar la secadora sólo cuando no se pueda colgar la ropa a la intemperie.

* Utiliza focos ahorradores o de tipo LED, ya que estos consumen 4 veces menos energía.

Conoce más en: 8 consejos para ahorrar en el recibo de luz de la CFE

ADN40